Capítulo 3: Impulsividad.

Ir abajo

Capítulo 3: Impulsividad.

Mensaje por Escritora de sueños. el Jue Jul 19, 2012 3:58 am

Estuvimos andando más rato de lo normal ya que dimos una vuelta bastante tonta para llegar al club de Love, pero que quieres que le haga, mi corazón todavía lleva una tirita muy débil para tapar semejante herida y pasar por allí supondría revivir ciertos momentos en mi cabeza, los cuales estaba tratando de olvidar. Así que fuimos por la parte trasera de aquel edificio de color amarillo para evitar encontrarme con su mirada. De todas maneras Zoe me mantuvo entretenida recordándome aquel maravilloso viaje que hicimos hace 2 años a Londres.

Sí, no es la primera vez que viajo a Londres, no es un sitio desconocido para mí. Estuve el verano de 2010 con Zoe y Love, visitando a una amiga mía, Nora, que se marchó a vivir allí con su hermano Castiel. La verdad es que era mi sueño y fue genial compartirle con ellas. Nunca las pregunté si vinieron porque querían o porque fui muy pesada y acabé convenciéndolas, ellas tampoco me lo han dicho, pero yo se lo agradezco a ellas y ellas a mí, especialmente Zoe. Si yo os contase porque… Bueno, quizás más adelante.

-¿Te acuerdas de cuando nos confundimos de tren para ir a casa? Al final no llegamos y no pudimos cenar. Ah, ¿y esa vez que se paró el metro y llegamos dos horas tarde? Pensé que Nora nos iba a matar. Y la vez que… si, si esa que… jope, la vez que… Vivimos tantas cosas que no me da tiempo a mencionarte todas- Zoe estaba emocionadísima, y no se daba cuenta de que cada vez gritaba más. Estuvo así como unos 10 minutos, lo que nos quedaba en llegar dónde habíamos quedado con Love. Divisamos una larga cabellera rubia que ondeaba el viento y unos enormes ojos verdes. Sin duda era ella, y decimos sin duda, porque llevaba tacones. A su lado estaba Axe, su profesor de teatro. Era un chico bastante alto con una melena rubia despeinada y ojos negros muy penetrantes.

-Ola guapas, ¿cómo estáis?- Dijo Axe con un tono muy picarón dejando a Zoe muda como una piedra, mientras le guiñaba un ojo a Julie. Zoe no le conocía y claro, con semejante hombre, como para no quedarse así.

-Chicaaaaaaaaaaas- Love nos dio un achuchón a todas mientras Zoe se recuperaba de su momento piedra-Zoe, te presento a Axe, mi profesor de teatro- Creo que Zoe, solamente de pensar que tenía que darle dos besos, volvió a su estado piedra. Love y Julie me miraron muy extrañadas, ya que ella nunca le había pasado eso, así que la dimos unos cuantos empujoncitos hasta que reaccionó.

Pasados cinco minutos, Love me cogió del brazo y me apartó un poco del grupo para hablar conmigo. Axe se llevó a Zoe y Julie a tomar un helado y, como decía él, a presumir de compañía. Cuando estuvimos algo más apartadas, Love me agarró de los brazos. Conocía ese movimiento y no me gustaba lo que venía.

-Escúchame: ¿Estás segura de lo que vas a hacer?- Ahora no era yo la que se ponía en plan madre, sino Love.

-Ya te lo he dicho mil veces. Para estar mal yo y estar mal vosotras, lo mejor es que me vaya. Necesito tiempo para pensar, para recomponer mi vida, para poder volver a ser yo. Para recuperar las ganas de vivir.-Sí, lo dije todo. Un sinfín de emociones recorrieron todo mi cuerpo a modo de escalofrío y una tímida lágrima recorrió mi mejilla, seguida de otras dos y aunque odiaba que me viesen llorar, no pude contenerme y me derrumbé. Love me tomó en sus brazos y me abrazo de manera protectora. Yo me acurruqué en su regazo y apoyé mi cabeza en su pecho, dejándola la camiseta empapada. Estuvimos así más de diez minutos. Ella escuchaba mi llanto y los susurros que salían de mi garganta, pero no dijo nada. Esperó hasta que me calmase, me miró, me dedicó una sonrisa tranquilizadora y se levantó del banco.

-Pero tu me has visto, ahora si que soy una auténtica Miss camiseta mojada.-Dijo Love sabiendo que era lo que yo necesitaba en aquel momento, olvidar.-Eh, tu, si, el moreno de allí, ¡a que sería una perfecta Miss camiseta mojada!- Exclamó mientras ponía una pose de lo más sexy.

-Love, por favor, calla ya, que me voy a morir de la vergüenza- La cogí de la camiseta para sentarla de nuevo en el banco, pero ella fue más rápida y me agarró. Oh dios mío, que iría a hacer ahora…
avatar
Escritora de sueños.
Admin
Admin

Mensajes : 26
Puntos Mensajes/Temas : 44

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.